BARBIE

Una vida color de rosa…

Por Camila Galfione

Desde su aparición en 1959, la muñeca estadounidense sigue al pie de la letra todo lo que dicta la moda, temporada a temporada.

Atenta a las últimas portadas de Vogue, a las referentes de moda del momento y a lo que pasa en el mundo, la Barbie está siempre actualizada con su estilo, sin perder su touch rosado y femenino.

En 1962, una de sus primeras referentes fue la elegancia de Jackie Kennedy y aunque cambiar su cabello rubio, nunca fue una opción, se vistió con su inconfundible estilo de pies a cabeza.

Sin embargo, el fanatismo de Barbie oscilaba entre Jackie y Twiggy, quien seducía a la muñeca con su estilo Mod también en los 60.

En el 65 aparece en la portada de Vogue el vestido Mondrian de Yves Saint Laureant, y aparentemente el diseñador hizo un talle XXXS para su clienta más glamorosa.

A fines de los 60 la muñequita de cabellos de oro optó por unirse al movimiento hippie.

En 1972 Vogue Italia anuncia que todo diseño a cuadros como los dameros, ginhams y tartanes eran lo último en moda, lo que llevó inmediatamente a que la Barbie apareciera con su tapado escocés marcando la última tendencia y un año más tarde lo hiciera con el largo hasta el empeine, como marcaba la moda.

En los 80 se puso las calzas de gimnasia para hacer ejercicio con los videos de Jane Fonda, su nueva referente y en la misma década, al igual que otras mujeres, salió a trabajar dressed for succes.

 

En 1985 la NASA realizó una de sus misiones espaciales y siempre atenta a las últimas noticias, Barbie no dejó de hacerse su propia versión del traje espacial con su toque rosado.

En 1986 Madonna era una de las figuras musicales más populares. La elegante muñeca fashionista se negó a usar el negro y los escotes, pero al igual que la reina del pop, puso su micrófono en mano.

En el 89 Midori Ito deslumbró a todos patinando sobre hielo en el campeonato mundial en París. Pero la fascinada por lejos fue la muñeca, que no esperó ni un año para calzarse los patines también.

Jean con Jean fue el must de los 90, y la muñeca de Mattel fue la primera en animarse.

Más adelante, Barbie se adaptó al inolvidable look del nuevo milenio y, como muchas parejas, la muñeca se divorció y luego se reconcilió con su adorado Ken que la malcrió con lujos y objetos de consumo. Con la globalización y los problemas de discriminación aparecieron Barbies de todos los colores y tamaños, hasta la más actual: Barbie Monster al mejor estilo Lady Gaga.

La muñeca fashionista cambia y evoluciona de la mano de la moda, las tendencias y la realidad, reflejando todo lo que pasa en el mundo, sin dejar de ver la vida en color de rosa.

Setiembre, 2016. 

2018-04-19T09:41:13+00:00 12 septiembre, 2016|