LIMPIEZA

RUTINA DIARIA

Bajada: Limpiarnos la cara es elemental para nuestra belleza, pero no todas tenemos claro cómo, cuándo y con qué productos hacerlo; por eso, repasamos tendencias, propuestas y recomendaciones para hacerlo de la mejor manera y salir al mundo con nuestra mejor cara.

Si sos de las que entiende que la limpieza de cutis es igual a pasarse una toallita desmaquillante, es hora de que empieces a reformular la ecuación: lavarnos bien la cara puede afectar todo, desde la salud y la luminosidad de nuestra piel hasta el rendimiento de los productos que nos aplicamos a continuación. En otras palabras, si no eliminamos por completo el maquillaje y la suciedad del día, tendremos un montón de células muertas en nuestro cutis, y todo lo que nos apliquemos -serum, hidratante, anti-age, despigmentante, lo que sea- se verá limitado en su efectividad.

Por si fuera poco, el proceso de limpieza prepara a la piel para el proceso natural regenerativo que desarrolla cada noche. Así, es importante que tengamos en cuenta que el masaje que recibe nuestra piel al aplicarnos los productos es igualmente clave en este sentido, ya que hará que la sangre circule mejor y, como consecuencia, nos ayudará a lograr una piel rejuvenecida.

Preguntas y respuestas:
Si estás medianamente atenta, habrás visto que semana tras semana surgen nuevos tipos de limpiadores, que lejos de simplificarnos la tarea hace que nuestras dudas e incertidumbres aumenten. ¿Deberíamos tirar a la basura el jabón en barra e incorporar los aceites? ¿Es hora de pasarse a la espuma? ¿Estamos realmente eliminando toda la suciedad y maquillaje? Veamos.

Sean geles, mousses, aceites, leches, aguas micellares y balms, lo fundamental es tener claro que el tipo adecuado para nosotras dependerá tanto de nuestro tipo de piel como de nuestras preferencias personales. Lo que sí vale para todas es la meta: que nos deje una piel suave, luminosa y sin sensación de tirantez.
Ahora, ¿una limpieza antes de acostarnos es suficiente? Lisa y llanamente, no. Es necesario eliminar toda la suciedad y quitarnos el maquillaje cada noche, pero también repetirla en la mañana, ya que mientras dormimos acumulamos grasa y suciedad que si no eliminamos correctamente, tendrá consecuencias negativas para nuestra piel.

El último grito:
Recientemente se puso de moda la limpieza “doublé cleanse”, que en perfecto criollo no es otra cosa que limpiarse en dos fases. Típicamente, la primera parte se realiza con un limpiador en aceite o crema, mientras que en la segunda se aplica un gel o una espuma suave.

¿Es necesario? Depende básicamente del estilo de vida de cada una y de cómo tengamos la piel. Si estuviste todo el día en tu casa y no usaste maquillaje ni protector, la limpieza tradicional bastará; pero si volviste del trabajo después de estar todo el día afuera acumulando la suciedad del día, sumado a la base, el rubor, la sombra y el rimmel, no te dejes ganar por la pereza y hacete una limpieza doble, ¡tu cara te lo va a agradecer!

28 de Junio, 2016.

 
2018-04-19T09:41:30+00:00 28 junio, 2016|