Haute couture

Balmain de la mano de su diseñador Olivier Rousteing regresa a la alta costura después de más de una década. Nos sumerge en una atmósfera inédita, en parte futurista y en parte retro.  Las perlas son el leit motive. Aparecen en grandes formatos en las faldas, en el escote y en bolsos de mano generando una silueta insólita. Los plisados bordean todo el cuerpo o surgen en grandes escotes a modo de acordeón.

La paleta de colores es totalmente pastel. Rosas pálido, verdes, lilas, blanco y marfil.

Una propuesta controvertida que llama la atención por su esculturalidad pero que resulta más experimental que acabada.

 Fotos: IMAGEtree