#MujeresConActitud

Diseño de Interiores / Estudio Guerra

¿Cuáles son a tu criterio las principales fortalezas de la mujer? 

Las principales fortalezas de la mujer, es en mi opinión, su gran capacidad para manejar en simultáneo los diferentes roles que desempeña a lo largo del día.

Podemos desarrollar en paralelo varios aspectos ¡y eso es fascinante!

El siglo XXI, una época donde toda opción es válida, y son varios los caminos a recorrer, es sin duda un momento glorioso.

En general somos versátiles, flexibles, luchadoras incansables, con gran capacidad de adaptación,perseverantes, valientes, intuitivas y solidarias.

¿Cómo crees que la mujer puede ayudar a construir un mundo mejor?

Siendo como somos, educando en valores a nuestros chicos, inspirarnos y empoderarnos entre nosotras, siendo fuertes pero sensibles, con carácter pero amorosas… esa mezcla tan especial que tenemos las mujeres.

¿Desde tu lugar cómo ves a la mujer hoy?

La veo avanzando a pasos gigantes, con varias batallas ganadas y otras por ganar. Sin duda hemos logrado grandes avances, nos paramos distinto frente a los desafíos y nos apoyamos mucho entre nosotras. Siempre tratando de balancear la vida familiar con lo laboral.

¿Te consideras feminista? 

No me gusta tanto en lo que derivó el movimiento feminista al día de hoy, ni las etiquetas de ningún tipo, encasillarnos en algo, cuando somos tan completas.

Tampoco me gusta la idea de que porque somos mujeres prácticamente somos anti hombres. Creo que podemos complementarnos, y armar grandes equipos, en todos los ámbitos.

Me gusta sí, la igualdad total de oportunidades, de remuneración, de desafíos, según nuestras capacidades. En esto se ha avanzado bastante pero nos queda aún por mejorar.

 ¿Un momento especial de tu carrera? 

Son varios, pero el que guardo con una alegría y satisfacción increíble, es sin duda el ingreso al Centro de Diseño Industrial.

¡Su entrada era por examen de admisión anónimo! No importaba tu género, tu apellido, tu status social, tus antecedentes, ni la orientación académica de entonces (humanístico, científico o biológico). El único requisito era ser mayor de 18 años y menor de 35, y obviamente pasar la prueba de admisión.

El año que ingrese, se presentaron 300 aspirantes, para 37 lugares disponibles. El examen duro 2 días con varias instancias.

El día que publicaron los resultados, arranqué mirando la lista, de abajo para arriba, pensando que si había entrado estaba en los últimos lugares… ¡Mi sorpresa cuando vi mi número en 2do lugar!

Tenía 18 años, orientación humanística, había competido contra arquitectos, ingenieros, gente con más experiencia, ¡y de golpe veo mi número segundo entre trescientos!

Guardo este momento y lo tengo para cuando me vuelvo a enfrentar a desafíos que me parecen inalcanzables. Ojalá hubiera más instancias anónimas, y puestos ganados según la capacidad sin importar otros aspectos. Desde lo público a lo privado.

¿Cuál es tu sueño, tu pasión?

Mi pasión es además de mi familia, mi trabajo. Agradezco todos los días poder desarrollarme en lo que me apasiona desde hace 20 años, el interiorismo.

Mi sueño es ampliar nuevos horizontes dentro de mi área, seguir trabajando en proyectos interesantes.

Seguir educando a mis hijos, Clara y Manuel, como hasta ahora, en igualdad total de oportunidades.

Fotos: Elaiza Pozzi