Los diseños nacionales y únicos de Laura Algorta, los presenta su hija e influencer Loli Arana, en una reciente sesión fotográfica en el campo, en un lugar mágico de Pueblo Edén: Haras La Tordilla. 

Hablamos con la diseñadora sobre su proceso creativo, el origen de los materiales, su trayectoria, la producción a mano local y más.

Loli Arana

Siempre fuiste una mujer creativa y emprendedora, ¿cómo surge la idea de las prendas y objetos de deco criollos?
Desde niña estuve vinculada al campo, soy amante de los animales, la música folclórica y las costumbres de nuestro país. Todo esto me inspira desde siempre, es algo que llevo muy adentro. Siempre tuve mucha facilidad para confeccionar y diseñar, esto sumado a mi pasión por el campo hace que este proyecto evolucione de manera muy natural y orgánica para mí. Diseñar es algo que me apasiona y me sale de muy adentro. 
 
¿Qué cosas caracterizan a las prendas de vestir de L.Algorta?
Mis prendas se caracterizan sobre todo por estar hechas a mano y por tener un diseño único. Yo misma trabajo y corto las telas y cueros. Mi inspiración nace del campo, de sus colores y texturas, de los paisajes y las costumbres de América Latina y por sobre todo de los gauchos. Los materiales que uso son materiales nobles, de calidad, paños de lana, cueros de exportación con los que diseño ponchos, ruanas, mantas y otras prendas como bombachas de campo, rastras, sombreros y alguna cosa más. Hago jugar los colores de las telas con apliques en cuero que diseño, corto y pego yo misma generando guardas que representan la tradición gauchesca. 
 

 ¿Y a las piezas de deco?
El proceso es el mismo, la inspiración sale del mismo lugar. Imagino espacios que me gustaría habitar y los completo con mis piezas. Me gusta volver a los orígenes para ayornarlos a estos momentos, lugares y nuevas costumbres. 
 
En cuanto al proceso de diseño, ¿cuáles son tus fuentes de inspiración?
Los viajes por Argentina, Chile, Perú y claro que el interior de nuestro país y su gente, sus costumbres sumado a mis vivencias en el campo son sin duda mi gran fuente de inspiración. 
 

 
¿Cuáles son los desafíos a la hora de emprender una línea de este tipo?
El principal desafío es tratar de lograr el mayor grado de excelencia en la elaboración de mis piezas en calidad y en diseño. Busco diseños únicos para un público exigente. 

¿En qué público has tenido mayor impacto con la marca?
Principalmente en mujeres y hombres vinculados al campo.

¿De qué manera la pandemia ha afectado a tu negocio?
Soy una persona positiva y creo que siempre hay que adaptarse a las circunstancias así que enfoqué mi energía en otro canal de venta y está funcionando muy bien. 
 
¿Crees que hay un tipo o modelo de mujer uruguaya?
No necesariamente.

¿Tuviste alguna experiencia con la exportación de tus diseños al exterior o con la venta de tus productos a extranjeros?
Mis productos son artículos artesanales que llevan demasiado tiempo y dedicación por lo que por el momento no tuve oportunidad de enfocarme en la exportación, aunque espero poder hacerlo en un corto plazo. Tengo la certeza que es un producto muy bien valorado en el exterior. Tuve la oportunidad de exponer en eventos internacionales donde pude presentar y vender mis productos a extranjeros y fueron excelentemente recibidos. Lamentablemente este tipo de productos, donde por ejemplo el tiempo de dedicación por prenda es altísimo, son valorados mucho más en el exterior que en nuestro propio país. 
 
¿Dónde se pueden comprar tus diseños?
En mi página de Instagram /L.Algorta podés encontrar prácticamente casi todas mis prendas, algunas que ya tengo prontas para la venta, también trabajo por encargo, a medida, sobre todo en la parte de deco. Además desde este mes pueden encontrar piezas de L.Algorta en Almacén Rural en Montevideo.

FOTOS: Sabrina Srur