Cómo cuidarnos la piel y los infaltables en el necessaire.

Josefina Dimet, cosmetóloga nos cuenta sobre la importancia de cuidar la piel, tips claves a tener en cuenta y los productos que no pueden faltarnos en nuestro necessaire. 

Aquí te presentamos algunos tips para tener una piel saludable y bien cuidada:

  • Menos es más  

El cuidado excesivo daña la piel. La piel al estar viva cuenta con su propio mecanismo de limpieza, y si la tratamos demasiado, solo debilitaremos esa capacidad. Por supuesto, un cuidado básico es esencial. Como protegernos contra los rayos UV antes de salir o refrescarnos la piel con una loción después de hacer deporte y sudar. Pero no es necesario lavarse la piel varias veces al día. 

El cuidado facial definitivo que recomendamos es el que llamamos “ayuno de piel”. La esencia de la rutina es sencilla, no hacer nada a la piel. Se trata de decidir un día de la semana en el que no le harás nada más que enjuagarte el rostro. Esto volverá a despertar la fuerza natural de tu piel y te ayudará a recobrar la salud.  

  • No sobre alimentes el cutis  

En muchos casos la piel se encuentra en un estado de obesidad por así decirlo, bajo el bombardeo de tantos productos distintos. Y al notar eso, la persona piensa que debe hacer algo y aplica cremas untuosas, obstaculizando más todavía la capacidad natural de la piel para limpiarse sola. 

Para evitar este círculo vicioso, insistimos en que hay que mirarse el cutis y tocarlo antes de aplicar nada, elegir con cuidado los productos que realmente necesitas. Si tenes piel seca advertirás que lo que la piel más necesita es hidratación. Deberías hidratarla primero con lociones y serums y entonces solo sellarla con crema.  

Los cosméticos son alimento para la piel, de manera que te aconsejamos que no la sobrealimentes. La piel también empezará a sentirse mejor y a tener mejor aspecto una vez que se deje de estar enterrada en cosméticos. 

  • Comer y beber para transformar la piel en tres meses  

Según la ciencia nutricional, las células del cuerpo se renuevan cada tres meses, de manera que la comida diaria es lo que crea el cuerpo a futuro. Es importante comer frutas y verduras ricas en vitaminas y minerales, así como lácteos y legumbres con sus proteínas y su fibra. Además, es clave tomar dos litros de agua por día. La clave está en comer de manera equilibrada, en lugar de solo pan o solo carne. 

  • La técnica e importancia de los dedos

Utilizar al máximo los dedos y las palmas de las manos. Por ejemplo, al calentar un cosmético sobre las manos se ayuda a que penetre mejor sobre la piel y duplique o incluso tripliqué su efectividad. Al envolver la cara en las manos, el cosmético y tu propio calor actúan juntos como una plancha de vapor, dejando tu piel extra suave.   

Puedes usar los dedos para aplicar presión, empujar partículas a través de los poros para que penetren en la piel y mejorar la circulación o masajear el rostro y alisar arrugas. 

Josefina hace hincapié también en los productos que no pueden faltar en tu necessaire. Por un lado, están los elementos básicos y cotidianos para el cuidado de la piel y por otro, los productos clave que no pueden faltar. En estos últimos no sirve de nada tener un montón de productos sin saber qué hace cada uno y cómo debería aplicarse. Es muy importante comprender bien el propósito de cada producto que compres y aplicarlo correctamente. Y recuerda calentar el producto entre las manos antes de aplicarlo, así aumentará muchísimo su eficacia.  

Productos cotidianos que hay que tener a mano: 

    1. Algodón. 
    2. Papel film: envolviendo el rostro y los brazos en papel film se crea un entorno de sauna que mejorará la salud y el brillo de la piel. 
    3. Gorro de ducha: un gorro de ducha sobre el rostro, con agujeros para respirar, logra el mismo efecto sauna que el papel film. 
    4. Toallas: en ninguna rutina pueden faltar las toallas y pañuelos, (utiliza siempre 100% de algodón).
    5. Hielo: el hielo es un ingrediente muy esencial en el tratamiento de frío, recomendamos cubitos grandes (también pueden usarse bolsas de frío). 
    6. Piseta o frasco lavador: estos botes pueden encontrarse en tiendas de suministros de arte o internet. 
    7. Manos y dedos: tus manos y dedos pueden ser tus herramientas definitivas. Podes usarlos para lavarte la cara o darte masaje, así como averiguar las necesidades de tu piel. También puedes emplearlas para calentar cosméticos o aplicar cremas, serums y líquidos. 

Productos básicos que utilizamos: 

    1. Desmaquillante: pon especial cuidado en eliminar todo el maquillaje de los ojos, los restos de sombra o los pigmentos del rímel producen opacidad y arrugas. 
    2. Limpiador facial: el cuidado de la piel que recomendamos se centra más en la retirada del maquillaje que en su aplicación, de manera que elige bien el limpiador. Para mayores de treinta, lo mejor es una crema limpiadora. 
    3. Exfoliante: la piel se renueva cada 28 días, pero las células muertas pueden permanecer más tiempo con un metabolismo lento, ayuda a eliminarlas lavándote la cara con exfoliante una o dos veces por semana. 
    4. Loción: una parte clave de cuidados es la mascarilla de loción. Las lociones, no confundir con tónicos o astringentes, adicionan la superficie de la piel. Hay básicamente dos tipos: hidratantes y clarificantes. Los ingredientes suelen ser 80% de agua y un 10% de alcohol, junto con varios agentes hidratantes e ingredientes terapéuticos. Aconsejamos usar solo lociones que contengan poco o nada de alcohol. 
    5. Serum: el serum es como un suplemento nutricional que penetra en la piel y la energiza desde dentro. Existen muchas clases de serums; clarificantes, hidratantes, con vitamina C, etc. Elige el mejor que se ajuste a las necesidades de tu piel. 
    6. Contorno de ojos: la zona de los ojos es propensa a la sequedad y los músculos se fatigan diariamente. La crema de contorno de ojos revitalizará esa zona. 
    7. Emulsión o crema: son productos que hacen de tapaderas para sellar los nutrientes del serum. 
    8. Protector solar: existen dos tipos, los más suaves que reflejan los rayos Uva con agentes dispersores y los que contienen agentes absorbentes que impiden que los rayos atraviesen la superficie. Es recomendable usar protector solar todos los días todo el año. 

Josefina Dimet, Cosmetóloga | 095 413 388

@josedimet

Protector Solar 50+ Anthelios La Roche-Posay

Demaquillante y limpiador Nettoaynt Mousse La Prairie