Para Tati Ruiz, el tenis es una pasión y los transmite a sus alumnos.

#SportyWeek | Mujeres y Deporte

 

Presenta FULL SPORT #RehidrataTuPasiónPorElDeporte

Una vida dedicada al tenis

Para Tati Ruiz, el tenis es una pasión y lo demuestra a diario en las canchas del Lawn Tennis, entrenando 12 horas por día, desde niños de 4 años hasta hombres y mujeres de 90. Tati conjuga su técnica y profesionalismo con el componente social del deporte, organizandogrupos de diversas edades, unidos por una misma pasión: el tenis.

Hoy en día, el tenis está en auge a nivel mundial y, principalmente, la participación de la mujer en el deporte, si bien históricamente siempre ha sido más popular el tenis masculino.

En estos tiempos en los que la mujer está luchando por la igualdad de trato y salario en el deporte, si bien está incrementando la consciencia hacia un trato equitativo, igualmente queda un camino por recorrer. Esta diferenciación se materializa, entre otros, en un ranking mundial independiente al del hombre, el WTA -Women’s Tennis Association-, y un criterio de clasificación distinto.A esto se le suma el hecho de que los partidos de mujeres sean a 3 sets, mientras que los de los hombres son a 5. En las competencias mundiales, los premios de las mujeres siguen siendo de menor valor que los de los hombres y solo en unos pocos torneos se da la igualdad.

Serena Williams es, sin lugar a dudas, uno de los mejores exponentes del tenis femenino de todos los tiempos y este papel fue reconocido este pasado febrero, cuando se le otorgó el premio Laureus a la mejor deportista del año.

Tati nos cuenta que tuvo el placer de presenciar un partido de Serena y quedó asombrada por su potencia, concentración y agresividad en las canchas, nunca antes vista. “¡Me daría pánico con solo tenerla en frente mío!”

En Uruguay, el tenis sigue esta tendencia. Impulsado por el éxito de nuestro querido Pablo Cuevas, llegó a estar en puesto 19 del mundo en el Ranking ATP, Tati nos cuenta que el tenis se está volviendo un deporte cada vez más popular en nuestro país. Sus grupos, de múltiples edades, no paran de crecer…

El tenis: más que un deporte, un momento de sociabilización y escape

Tati pasa 12 horas del día con raqueta en mano en el polvo de ladrillo. Es profesora de los más chiquitos, de a 4 a 8 años, de adolescentes, de 13 a 16 años, así como de grupos -principalmente de mujeres- de entre 30 y 90 años. En DRESS tuvimos el placer de entrevistarla y, desde un principio, Tati nos demostró pasión y compromiso absoluto por su profesión.

Sus tres grupos son muy diversos y requieren distintos compromisos de su parte. Para los más chiquitos, Tati hace mucho énfasis en la parte psicológica, la concentración es muy importante ya que a esa edad los niños suelen estar super dispersos. Para Tati es ideal que los niños arranquen tenis a los 4 años, para que vayan incorporando la técnica mientras se divierten. Sirviéndose de las facilidades que les ofrece el gimnasio del Lawn, los chiquitos pueden practicar con materiales acordes a su tamaño; pelotas de esponja, redes y raquetas minis. Las clases normalmente duran 40 minutos y después siguen con algún otro deporte. Destaca Tati que, a esa edad, los niños no tienen mañas y, por lo tanto, son más dóciles y permeables.

En las clases para sus adolescentes de 13 a 16 años, Tati busca generarles disciplina y motivarlos a full para evitar que abandonen ya que se encuentran en una etapa de múltiples actividades, deportivas y sociales, y es fundamental que se copen con el deporte y dediquen sus energías.

Las clases particulares organizadas por Tati reúnen gente de todas las edades; desde los 30 hasta los 80/90 años. La mayor parte de este público son mujeres que encuentran en este momento de distensión un espacio de reunión para disfrutar del deporte y el aire libre, así comode incorporarse a un grupo unido por un motivo en común: el tenis. Estas mujeres, gran parte casadas con hijos y de diversos niveles, se juntan mínimo dos veces por semana para jugar altenis,pero, a la vez, para hacer sociales y divertirse. La mayoría empieza a practicar el deporte de grande y no tiene experiencia, pero le interesa aprender y también compartir un momento saludable con un lindo grupo humano. “Gente que era cero deportista ha logrado encontrar un espacio donde se reúnen y hacen amigos” nos cuenta Tati. Generalmente, después de la práctica juegan partidos que coordinan previamente en un grupo de Whatsapp. El Lawn también ofrece un servicio de preparación física para tenis, al cual muchas de estas mujeres acuden, y que trabaja coordinación y ejercicios para aplicarlos en las canchas.

Tati también nos cuenta sobre el Club de veteranas, organizado por 6 mujeres amigas y cuya presidenta es Mabel Rigoli, la madre de Marcelo Filippini, formado por gente de todos los clubes. Existe un calendario establecido mes a mes de partidos singles y dobles, así como también de actividades sociales -bingos, viajes, te y demás-. Con 65 años, Fiorella Bonicelli, la mejor jugadora de tenis del Uruguay y campeona de Roland Garros en 1975 y 1976 en dobles mixtos y femenino, forma parte de este grupo y es alumna de Tati hasta el día de hoy..

La mujer y el tenis

Si bien usualmente esta diferencia se justifica en las condiciones físicas de cada sexo -resistencia, fuerza, etc. mayores en el hombre-, forma parte de una situación super discutible y controversial, en la que, aún en el siglo XXI y habiendo avanzado de manera significativa en la igualdad de género, se podría decir que el tenis femenino se sigue tratando de manera independiente al masculino.

Hay quienes justifican los distintos valores de los premios en la mayor popularidad de los hombres en el deporte, en comparación con las mujeres, y, en consecuencia, mayor recaudación para los torneos al atraer más espectadores. Somos conscientes de que, si seguimos este argumento, nunca se llegará a un cambio para un trato equitativo, en ningún ámbito.

Cuando la mujer, por naturaleza e inherente a su ser, opta por la maternidad, su carrera se ve interrumpida, por el tiempo que sea, pero muchas veces incide de gran manera en un deporte sumamente competitivo y dinámico. La leyenda femenina del tenis Serena Williams, ganadora de 62 títulos, 23 de ellos del Grand Slam, pasó por esta etapa, como la minoría de las campeonas del tenis que optan por dedicar su vida 100% al deporte. Tras haber puesto en stand by su carrera durante casi un año, la norteamericana de 36 años volvió a las canchas en el torneo exhibición de Abu Dhabi, el pasado noviembre, cuatro meses después de haber sido madre de Alexis Olympia. A pesar de la derrota ante la letona Jelena Ostapenko (número 7 del mundo) Serena comentó: “El primer partido después de una ausencia siempre es terriblemente duro, pero estoy contenta por estar aquí”.

Por Inés Saldías.

2018-05-02T15:14:20+00:00 13 marzo, 2018|