Cinco maneras de lucir la última tendencia

Favorecernos con lo nuevo

Cuando inicia una nueva temporada, las tendencias se renuevan y, muchas veces, no sabemos cómo abordarlas. Algunas nos enceguecemos y las lucimos sin pensar mucho en cómo nos quedan, otras, nos frustramos por haber comprado ese último hit de la moda, al darnos cuenta de que nos desfavorece en absoluto.

La clave está en serle siempre fiel a nuestro estilo y en conocer la mejor manera de lucir lo nuevo. Y eso es justamente lo que les vamos a contar en esta nota.

Las caravanas asimétricas para resaltar nuestro “lado bueno”. Hoy, los aros desiguales y llamativos están causando furor y ésta, es una tendencia para aprovechar. Todos tenemos un lado del rostro mejor que el otro. Muchos tenemos cicatrices, manchas, quemaduras y hasta imperfecciones esporádicas. Podemos utilizar esta moda para resaltar nuestro mejor lado, colocando la caravana más llamativa en el mismo.

Los accesorios transparentes son un comodín. El PVC en carteras, calzados y abrigos y, las joyas en cristales transparentes ¡son lo último! Esta es una propuesta sumamente beneficiosa si sabemos cómo usarla. El calzado en PVC (sin color) es un acierto. Genera el mismo efecto que lucir un calzado color piel: no corta visualmente la pierna y estiliza la figura. Con las joyas cerca del rostro, siempre debemos tener cuidado de que acompañen nuestra colorimetría personal, sin embargo, un accesorio transparente, jamás nos limitará en este sentido.

Los textiles metalizados, mejor para accesorios. Los metalizados siguen muy de moda, sin embargo, su brillo expande la figura. Es preferible entonces dejar las prendas con resplandor para bolsos o calzados.

El Príncipe de Gales para las más jóvenes. Hay determinados tejidos que avejentan, simplemente porque los asociamos a otras épocas. Hoy lo vintage está muy de moda, pero no genera el mismo efecto ver a una chica de veinte luciendo saco en pied de poule con una t-shirt y un par de jeans que a una mujer grande con este textil. Es un tejido que las mujeres adultas deben evitar si no quieren aparentar mayores.

Los escoceses con menos contraste y más espacio. Los tartanes son un textil tramposo. Así cómo generan líneas verticales que alargan la silueta, generan horizontales que la acortan. La realidad es que tantas líneas terminan acortando la figura, pero no por eso debemos dejar de usar un clásico escocés. La clave está en elegir los que tengan tonalidades análogas entre sí, y no demasiado contrastantes, para disminuir su efecto. Otro tip: Siempre es preferible elegir los que dejan más espacio entre sus líneas sobre los que comprimen su diseño. Los estampados chicos o “comprimidos” agrandan la figura, mientras los grandes la reducen. ¡ La moda se trata sobre crear buenas ilusiones ópticas!

¡El rojo con cuidado! El colorado es un color emblemático: clásico pero extremadamente llamativo, fácil de combinar pero difícil de usar. Es un tono que va bien con el negro, con los neutros, con cualquiera de los colores primarios y por supuesto, con sus amigos análogos. Hoy, es la última tendencia y muchas lo queremos usar pero no sabemos cómo. La clave está en:

  • Encontrar qué tono de rojo va bien con nuestra colorimetría de manera intuitiva.
  • Si optamos por una blusa en un rojo estridente, podemos disminuir su impacto a la cara con un pañuelo en tonos suaves.
  • Si no nos animamos a una prenda, algún accesorio en este matiz nunca será un error.
  • Nada más cool y favorecedor que llevar este color de pies a cabeza.

.

Por Camila Galfione.

2018-05-15T14:26:07+00:00 14 mayo, 2018|