Decorar con negro es una opción ideal para lograr un estilo de diseño y vanguardia.

Por Lucía Pozzi

Confirmado. El negro se postula como uno de los colores de tendencia no solo en la moda, donde es un clásico que aporta carácter y poder, sino en la decoración. El negro forma parta de la paleta que podemos utilizar a la hora de decorar cualquier ambiente. Y es este color el que aporta elegancia y sofisticación al diseño. Usado de forma medida y sin excesos, conseguirá dar a nuestro hogar un estilo contemporáneo y personal. 

Muebles, textiles, complementos e incluso las paredes se tiñen de este color en los interiores. Un neutro que permite infinitas combinaciones para obtener la personalidad propia que deseamos para nuestros espacios. El color negro se adapta a cualquier estilo, ya sea clásico, urbano, moderno, minimalista o vanguardista. Desde paredes y suelos hasta los muebles de la cocina, los marcos de las aberturas, lámparas, sillones, muebles antiguos, canastos o pequeños detalles como jarrones o almohadones. Este color se puede aplicar en gran formato o en pequeños focos.

Las habitaciones de color negro pueden beneficiarse enormemente de detalles arquitectónicos, como molduras en las paredes y techos, que agregan interés y profundidad.

El negro en las paredes

¿Por qué no pintar una pared de negro? El resultado puede ser impactante. Es importante tener en cuenta que se trata de un color arriesgado, ya que reduce visualmente los espacios y resta luminosidad a los mismos.

 Conviene usar el negro sobre superficies amplias, en ambientes grandes y con muy buena luz natural o pensar en una iluminación artificial adecuada. 

Elegir el negro en las paredes cuando deseamos obtener mayor dramatismo en el diseño del espacio ya que este color ofrece una sensación de oscuridad, de énfasis, de sobriedad y elegancia. Bien utilizado, logra crear una atmósfera más envolvente y mágica.

Decorar en negro y blanco

Sin duda, la combinación blanco y negro es la más clásica y a la vez la más buscada actualmente. Porque este dúo cromático genera ambientes muy armoniosos y modernos. 

El equilibrio entre la luz que aporta uno y la oscuridad que genera el otro, se ha convertido en el recurso protagonista de muchos proyectos de interiorismo. Los opuestos se atraen. Es una combinación que de la mano del estilo nórdico, ha vuelto a estar de moda. 

Cocinas y color negro

En general  se le tiene bastante miedo a las cocinas de color negro o a incluir la presencia de este color en la cocina de la casa. ¿Pero por qué evitarlo? Se puede introducir este color a través de los muebles, las sillas si las hubiere, las luminarias, estanterías, complementos (latas, frascos con tapas de color negro, canastos) y por supuesto se pueden elegir los electrodomésticos (tostadora, batidora, microondas, etc.) de color negro y hasta la heladera, para obtener un estilo bien actual. 

Todo depende de lo segura/o que estés de este color. En la cocina, como en cualquier otro ambiente, es importante contemplar la iluminación: se pueden colocar luces debajo de los muebles altos o de las estanterías, dentro de las vitrinas, encima de la barra o mesa si hubiera una en la cocina y lámparas para ganar luz y más luz. 

Otra opción canchera es pintar una de las paredes libres o un espacio libre sobre alguna pared de la cocina con pintura de pizarra, una solución muy práctica y decorativa para anotar las compras pendientes o el plato del día.

Baños y color negro 

El negro es un color válido para todos los ambientes de la casa, incluido el cuarto de baño. Combinado con artefactos blancos nos lleva a la combinación blanco y negro a la que puede sumarse otra pincelada de color como acento para generar más impacto si es lo que estamos buscando.

Toques de color negro

Si queremos actualizar alguno de los ambientes de la casa, optar por un objeto de color negro es el camino más directo. Se puede apostar por una funda negra para el sillón que tengamos o un sillón de modelo chéster (un clásico del diseño), o apostar por un mueble o pintar de negro algún petit-mueble o mesa de apoyo para reciclarla.

También podemos añadir pequeños detalles en negro; como una lámpara de techo estilo étnico-chic o canastos en fibras negras, o alguna lámpara en hierro de pie o de mesa, algún grupo de almohadones, fotografías con marcos negros o alguna alfombra en el que participe este color.   

Afortunadamente en el mercado podemos encontrar muchísimas opciones para que el resultado que queremos sea sofisticado y elegante si nos lanzamos a la aventura de agregar un poco de negro en casa.

Sillón Masinfinito

Vajilla Masinfinito

Sillas Masinfinito

Lámpara Masinfinito

Lámpara de pie Masinfinito

Lámpara de mesa Masinfinito

Alfombra Masinfinito