Somos Peonía, la sensación deliciosa del cashmere

En Montevideo y buenos Aires.

En el hemisferio norte es el mes en que florecen las perfumadas peonías. Por eso, no pudimos dejar pasar el período sin dedicarle una nota a dos emprendedoras fanáticas de esta extraordinaria flor que, bautizaron su emprendimiento “Somos Peonía”.

Martina Mayol y Anuki Salvador son amigas y socias, ambas argentinas. Juntas desarrollan hace aproximadamente siete años sacos de cashmere y productos de decoración. Martina es creativa, un poco volada, pero extremadamente detallista. Reside en Montevideo hace ya diez años. Anuki, actualmente en Buenos Aires, es más de los números y la cabeza pragmática que todo emprendimiento debe tener. “Nos complementamos muy bien” asegura Martina.

Actualmente la marca se enfoca en sus sacos, tejidos en cashmere de lana merino y en baby alpaca. Se destacan por su mano suave, su calidad y su delicada y armónica paleta. “La propuesta de Somos Peonía es crear sweaters que acompañen el estilo de toda mujer. Desarrollar un producto que vaya bien tanto con una campera de cuero rockera, como con una falda romántica. La idea es que cada una pueda darle su impronta a este básico” cuentan.

Somos Peonía se encuentra actualmente en Montevideo y en Buenos Aires, con un showroom en cada capital. En un futuro cercano la marca tiene miras de abrirse a un público más joven con un producto adaptado al mismo, de crear una nueva línea de sweaters que salga de las texturas lisas y, de relanzar su línea para el hogar con mantas, termos de mate, bolsos e individuales, a pedido del público. Además, está trabajando en crear un nuevo producto textil dentro de la línea de sweaters para lanzar a fin de año.

Nuestro objetivo es crecer. Que quienes aprecien la simpleza y la calidad tengan en sus roperos un sweater Peonía”. Somos Peonía tiene una estética muy personal que hace caso omiso a la moda y a las tendencias, con el objetivo de mantener su atemporalidad. “La sensación de ponerte un saco de cashmere ¡es como la de ponerte un soutien! Lo podés usar para todo”.

Desde chica soy maniática por los géneros y creo tener ojo para las cosas lindas… ¡en eso salí a mi mamá! Desde muy pequeña vestía con vestidos antiguos que me fascinaban por sus materiales y le sacaba ropa de cashmere a mis padres encantada con su textura” cuenta Martina, recordando las pequeñas cosas que la llevaron a ser lo que es hoy; madre de tres hijos varones que disfruta de los detalles, como de unas lindas flores sobre la mesa, de la familia, de su proyecto y de la felicidad en las cosas más sencillas de la vida.

Por Camila Galfione.

2018-06-04T12:34:52+00:00 18 mayo, 2018|